BORRADOR DE UN INFORME AUGUSTO ROA BASTOS PDF

Roa no nos lo dice. Ya al comienzo mismo del cuento se nos revela el desprecio que el interventor siente por el pueblo humilde que va peregrinando hasta el altar de la Virgen. Pero el gobierno tiene enemigos que tratan de derribarlo formando montoneras de agitadores y bandidos. Estamos lejos de la capital y de los ministros del Poder Ejecutivo.

Author:Mezibar Bakinos
Country:Azerbaijan
Language:English (Spanish)
Genre:Photos
Published (Last):11 July 2012
Pages:285
PDF File Size:15.91 Mb
ePub File Size:19.50 Mb
ISBN:618-1-78671-354-5
Downloads:91549
Price:Free* [*Free Regsitration Required]
Uploader:Kazikasa



Roa no nos lo dice. Ya al comienzo mismo del cuento se nos revela el desprecio que el interventor siente por el pueblo humilde que va peregrinando hasta el altar de la Virgen. Pero el gobierno tiene enemigos que tratan de derribarlo formando montoneras de agitadores y bandidos.

Estamos lejos de la capital y de los ministros del Poder Ejecutivo. El lector inmediatamente supone, pues, que lo que iba a ir a la iglesia, va tener diferente destino. Y es entonces cuando la arbitrariedad del sistema satirizado se manifiesta en todo su cinismo:. No se respeta, pues, procedimiento judicial alguno: es la fuerza bruta la que impone su voluntad con absoluto desprecio de las leyes.

Roa, sin duda, recarga las tintas en este como en otros relatos. Entonces hay que ir a llamar al juez. Pero nadie puede encontrar al juez. Pasan varias horas. La peregrina acontece ser una famosa prostituta.

Este homicidio hubiera bastado para argumento del cuento, porque constituye, en rigor, el cuento. Inversamente, los dos primeros homicidios hubieran dado materia suficiente para otro cuento. Ahora bien: la habilidad narrativa de Roa hace posible, no obstante, que dos cuentos formen uno solo y que la unidad de este se logre cabalmente.

Esta, por su parte, al descubrir el secreto del impotente, no le oculta su desprecio. El interventor, humillado por la risa burlona de la mujer ciega, decide que esta muera. No lo sabemos. Como se ve, las cosas son muy complicadas. No son culpables del asesinato.

Tal es el nombre de la prostituta ciega. Recordemos que ella aparece, por primera vez en el cuento, como contrita penitente. Por la cuesta del cerro bajaba la mujer cargando una cruz tan grande como la del Calvario. La negra caballera, encanecida de polvo, se le derramaba por la espalda hasta las caderas.

Teme el interventor, como el procurador de Judea, un posible furor multitudinario, aunque por razones diferentes. Ahora bien: recordemos que el narrador no es Roa, sino el interventor, su rastrero protagonista. Pero lo hace ahora de manera distinta. Los enmascarados aparecen como ladrones y como tales reciben inesperado castigo. Y es entonces cuando el lector se lleva todas las sorpresas que Roa le ha estado preparando desde el comienzo.

Volvamos al argumento: El interventor hace una tarde su recorrido habitual por el pueblo y topa con la carpa en que la meretriz ejerce su oficio. Esa misma noche la prostituta visita al interventor. Ahora leemos otro pasaje.

Todo bien sellado y lacrado. University of California -

ASTM D991 PDF

BORRADOR DE UN INFORME AUGUSTO ROA BASTOS PDF

Daizragore Hijo de hombre Yo el Supremo. You must be logged in to Tag Records. It was at this time that Roa Bastos began to travel frequently between Paraguay and France. In other projects Wikimedia Commons.

EUPHONIX MC CONTROL MANUAL PDF

Roa no nos lo dice. Ya al comienzo mismo del cuento se nos revela el desprecio que el interventor siente por el pueblo humilde que va peregrinando hasta el altar de la Virgen. Pero el gobierno tiene enemigos que tratan de derribarlo formando montoneras de agitadores y bandidos. Estamos lejos de la capital y de los ministros del Poder Ejecutivo.

EUGEN IONESCU - CANTAREATA CHEALA PDF

.

WIRID HIDAYAT JATI PDF

.

Related Articles